viernes, 24 de mayo de 2013

Nick Miller y los demás

New Girl se estrenó al principio de la temporada pasada como comedia al servicio de Zooey Deschanel. Pero aquello con lo que la protagonista de (500) Days of Summer no esperaba era que hubiera otro actor que le robara el protagonismo para muchos de los seguidores de la serie. Este es Jake Johnson, quien interpreta a Nick "Turtle Face" Miller, un personaje que se ha convertido en la estrella sobre la chica no tan nueva. Pero ha habido más cosas en esta buena segunda temporada. Vamos a ella.

¡Atención! ¡Spoilers de la segunda temporada de New Girl!

Si hay algo que ha confirmado esta segunda temporada de New Girl es que Nick es grande. Un camarero irresponsable, immaduro, despistado, bruto, sucio, gruñón y a la vez de lo más adorable. Todo esto acompañado de una diversión que aumenta proporcionalmente con el nivel de alcohol en sangre (muy  grande el momento absenta). Para mí, el señorito Miller se está convirtiendo en el personaje más original de todos y el que más me emociona y me llega al corazón. Su personalidad me encanta y si tuviera que elegir un personaje, Nick es mi preferido. Sentimental/sexualmente, Nick ha estado con varios pajarillos, entre ellos Amelia (Maria Thayer), Angie (Olivia Munn) y Shane (Odette Annable), pero lo más importante viene más adelante...


La protagonista oficial sigue siendo Jessica Day, quien se ha integrado perfectamente en la dinámica del apartamento. Tras estos dos años, Jess ya ha dejado de ser "nueva" y además su inocencia se ha ido diluyendo un poco de la misma manera que ella ha ido madurando pero manteniendo el toque adorable y excéntrico. Un paso adelante del personaje que evita que se estanque en su mundo de color de rosa, algo que era necesario y que los guionistas han sabido llevar. Jess tampoco se ha quedado atrás y ha estado con Sam, un atractivo doctor interpretado por el eterno secundario David Walton.

En la serie siempre hemos visto como Jess y Nick tienen bastante química y encajan muy bien, pero nunca se había materializado nada. Una TSNR (tensión sexual no resuelta) como las que encontramos al principio de Cougar Town, Community o muchas otras series. La temporada pasada ya hubo un amago, pero no se resolvió esta tensión, dejándonos a los fans con el corazón sufriendo. Pero este año sí ha pasado... Capítulo 15. Cooler. En este episodio Schmidt y Nick compiten por una chica, pero algo impide que Nick lo haga: Jess es su corta-rollos, Jess le gusta. Y se lo deja claro con un beso que ya ha quedado como uno de los mejores momentos de la serie.


A partir de entonces, la serie empieza a marear la perdiz con el significado del beso, tienen una fallida primera cita, y cuando parecía que se había acabado... ¡PAM! ¡SE ACUESTAN JUNTOS! Es así como entramos en el último par de capítulos en que la pareja intenta averiguar qué hay entre ellos. Al final deciden intentarlo, dejándonos a todos los fans con el corazón contento de ver nuestro eterno ship cumplido.

Pero no solo de Nick y Jess vive New Girl. Por eso también encontramos a Schmidt y CeCe. Al acabar la temporada pasada rompieron y siguieron separados aunque los sentimientos siguieran ahí. Cecilia se fue con Robby (Nelson Franklin), un buenazo, pero su relación fracasó y acabó aceptando un matrimonio concertado con Shivrang (Satya Bhabha), que también fracasó, pero esta vez en la boda cuando ambos se sinceraron y el indio se fue con Taylor Swift. Por el otro lado tenemos a Schmidt, quien sigue siendo de lo más divertido tanto cuando se exagera su metrosexualidad como en los flashbacks de la universidad. El ex-obeso intentó volver con Cecilia pero acabó volviendo con su primera chica, Elizabeth (Merritt Wever), quien le ha marcado tanto que hasta ha llegado a cambiar su lado más superficial en algunos momentos. El momento cumbre llega cuando CeCe confiesa que quiere estar con Schmidt, creando un triángulo amoroso con el judío como vértice central. 


Y luego tenemos a Winston, quien sigue estando marginado en las tramas. Tras cortar con Shelby (Kali Hawk), empezó con Daisy (Brenda Song), y de él que destacaría la brutalidad a la hora de hacer bromas como chiste recurrente pero no por ello menos divertido.

Y ahora quiero plantear una posibilidad de futuro. En el caso de que la cancelada Happy Endings no sea rescatada por USA Network quiero que Damon Wayans Jr. vuelva como Coach, el personaje que solo apareció en el piloto pero que tan grande era. Daría un toque fresco y así podríamos desarrollar a uno de los personajes con más potencial, algo que mostró en el primer episodio.

Esta segunda tanda de capítulos de New Girl, aunque no haya tenido un exceso de capítulos excelentes, ha sido mucho más constante en calidad que la primera, todo gracias al momento en que la serie pasó de ser Jess "all the time" para convertirse en una comedia más coral (aunque se margine a Winston y Nick sea enorme). Una comedia de amiguetes, cada uno con sus peculiaridades, que resulta ser la mar de entretenida, simpática y adorable, como Jess y Nick.


Acabada la segunda temporada, solo queda esperar al año que viene, en que volveremos a estar ahí para ver qué decide Schmidt, si Winston tendrá o no más protagonismo y, especialmente, cómo va la relación entre Nick y Jess. Deseo que la relación avance correctamente a nivel cómico y no la conviertan en algo prescindible, sobretodo porque ahora mismo creo que es el arma más potente que tienen para contentar a los fans y para que New Girl sea una mejor comedia. Con todo esto, esperemos el nivel siga como hasta ahora o aumente, porque de momento le están pillando el punto muy bien a los personajes.

NOTA:

¡¡Muchas gracias por leer esta review!! Si queréis podéis comentar sobre la segunda temporada de New o nuestro shippeo favorito justo aquí abajo. También nos puedes seguir en Twitter, por feed o por Google aquí a la derecha. ¡Hasta la próxima lectores seriéfilos!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada