miércoles, 19 de junio de 2013

Cambio de juego

El Juego por el Trono de Hierro sigue su curso y se pone más interesante que nunca. Se ha acabado la tercera temporada de Game of Thrones con el mejor de los resultados hasta la fecha. La temporada más redonda de lo que llevamos de serie. Lo mejor es que las dos temporadas anteriores son sobresalientes. Una tanda de episodios que se nos ha hecho cortísima con todo lo que ha pasado. Porque aquellos que decían que GoT pecaba de lenta y que no pasaba nada, creo que después de esta tercera entrega van a pensar muy diferente. A ellos les dedico un "You know nothing, Jon Snow". Pero ahora comentemos qué ha ido pasando durante estos diez episodios.

¡¡ATENCIÓN!! ¡SPOILERS DE LA TERCERA TEMPORADA 
DE GAME OF THRONES!

Por varios motivos no he podido seguir con las reviews semanales como hice en los 4 primeros episodios, aunque volviera excepcionalmente en el 3x09, así que voy a hacer una valoración más general.

King's Landing ha recibido un par de personajes que han ganado mucho durante esta temporada, Olenna y Margaery Tyrell. La matriarca de Highgarden es brutal con sus ácidos comentarios y la futura reina se ha hecho dueña y señora de la capital a pesar del odio que Cersei le profesa. Porque Cersei es una bitch. Aunque a las bitches también le salen mal las cosas, ya que va a tener que casarse forzadamente con el hermano metro-homosexual de la reina Tyrell, Loras. Algo que Tyrion "caragrietada", nuevo maestro de moneda, ha tenido que hacer con Sansa. Todo esto ha creado conflicto con un intratable Tywin que se ha convertido en el hombre más poderoso de King's Landing. La historia ha evolucionado a favor de los Tyrell, familia que está empezando a "coger por los huevos" a los Lannister/Baratheon que reinan en la capital. Aún así, con las nuevas alianzas tras la Boda Roja, el lado Lannister-Tyrell está muy bien posicionado en la Guerra de los Cinco Reyes.


Lo que más destacaría son los muchos toques de humor que hemos tenido con los cotilleos de Varys, los comentarios de Olenna, el "go to bed" de Tywin a Joffrey, las habilidades sexuales de Podrick y la comedia romántica entre Shae-Tyrion-Sansa. Todo esto en medio del drama épico le da un plus a la serie y unos momentos de relax que son de agradecer. Y ahora un minuto de silencio por Ros, nuestra prostituta favorita que murió a manos del despiadado Joffrey. FUCK THE KING.

Ya que hemos hablado de la Guerra de los Cinco Reyes, tras la muerte de Renly, quedaban solo cuatro reyes a disputarse el Trono de Hierro. Pues bien, al finalizar la temporada y a causa de la conocida Boda Roja, ya solo quedan tres. Las lluvias de Castamere se han llevado a Robb, Talisa y Catelyn Stark tras una alianza de la Casa Frey con la Casa Lannister aprovechando el enlace entre Edmure Tully y Roslin Frey. Previamente, Robb ha ido destacando como el rey con peores decisiones, porque todo lo que ha hecho desde que llegó a Riverrun le ha llevado a la muerte (Karstark, nueva alianza con Frey...) y así hemos visto como se iba debilitando mientras la odiosa Catelyn iba llorando por las esquinas a la vez que desconfiaba de Talisa. Cosas del destino, al final todos han acabado derramando hemoglobina en el mismo suelo en la escena más brutal que he visto en una serie (mis reacciones en vídeo aquí)


Otra consecuencia de las decisiones de Robb es la tortura de Theon a manos de Ramsay, el bastardo de Roose Bolton, quien nos ha brindado grandes, macabras y divertidas escenas. Un gran aplauso a Iwan Rheon por la gran interpretación. Esta tortura ha desembocado en una expedición liderada por Yara Greyjoy con tal de recuperar a su hermano.

Siguiendo la diáspora Stark, Arya y Gendry acabaron en la Hermandad sin Estandartes, donde presenciaron la resurreción de Beric Dondarrion. Todo esto antes de que Arya se fuera con Sandor Clegane y casi llegara al banquete rojo de los Stark. La última escena de esta chiquita ha sido de lo más espectacular y por fin ha cobrado su primera víctima. Arya es uno de los personajes femeninos más potentes, si no el que más, haciendo suya la frase "las chicas son guerreras".

Por su parte, Gendry decidió quedarse con la Hermandad hasta que Melisandre lo reclutó para su magia con sanguijuelas, lo que teóricamente mata a Robb. Así es como llegamos a Dragonstone, lugar de reconstrucción de Stannis tras la paliza en Blackwater. El "verdadero rey" (según él), sigue haciendo caso a la hechizera, algo que lleva a Davos a los calabozos. Este hecho nos hace disfrutar de momentos "Davos aprende a leer" que son de lo más entretenidos. Finalmente Davos vuelve a ser la mano derecha de Stannis tras un comunicado urgente: algo se acerca más allá del Muro.


Y lo que se acerca no son los salvajes, aunque sí que los hemos visto bastante durante esta temporada. Jon se infiltró en el campamento salvaje y "cambio de lado", pero solo momentáneamente, porque acabó "traicionándolos" pese a la relación amorosa que tiene con la salvaje Ygritte. Es entonces cuando nuestro corazoncito shipper sufre. Mucho. Sobretodo cuando Ygritte le dispara flechas. ¿Eso se considera violencia doméstica? Al final Jon acaba llegando a Castle Black, igual que Sam, quien recoge a Gilly después de encontrarse a los White Walkers, escapar de la rebelión cuervo contra Craster y el Lord Commander y ser el primero matar a un White Walker. Vamos, que Samwell Tarly ha tenido una temporadita movida pese a seguir siendo el miedoso de siempre.

En su camino, Sam se encuentra con Bran, los gemelos Reed y Hodor, quienes van más allá del Muro en busca del cuervo de tres ojos. Todo esto tras descubrir los poderes de Bran, quien resulta ser un worg capaz de meterse en la mente de los demás, y de separarse de Osha y Rickon. Un apunte. ¡RICKON HABLA! Otro apunte. HODOR. Esta ha sido, personalmente, la trama más aburrida.


Y la menos aburrida ha sido, por otra parte, la de Jaime y Brienne de Tarth, dos personajes que han brillado muchísimo en la tercera temporada. En su camino a King's Landing han empezado a confiar mutuamente, se han salvado el uno al otro, han luchado contra un oso y Jaime ha perdido una mano (pero ha ganado un amor). Todo esto aderezado con los comentarios ingeniosos e incómodos de Jaime. Un ship en toda regla que ha sido una delicia de trama.

Acabamos (por fin), con aquello que no pasa en Westeros, es decir, las tramas de Daenerys. El ejercito cada vez es más grande tras conseguir a mil Inmaculados (esclavos entrenados para la guerra) a golpe de DRACARYS en Astapor y a los Segundos Hermanos gracias a la "traición" de Daario Naharis en Yunkai. Todo esto mientras libera esclavos y mantiene un triángulo amoroso con Daario y Jorah (bueno, en realidad somos nosotros que los shippeamos). Creo que el ejercito de nuestra Mhysa es directamente proporcional a los títulos que tiene, así que tengo muchas ganas de ver cuántos títulos consigue la Khaleesi en la próxima temporada.


MHYSA! MHYSA! MHYSA! MHYSA!
Y creo que esto es todo. Nos ha quedado una temporada muy completa y la mejor de las tres. Mucho protagonismo femenino (Margaery, Olenna, Arya, Cersei, Ros, Daenerys, Ygritte), mucha estrategia, mucho amor y shippeo, muchas muertes y un cambio de juego. La Guerra de los Cinco Tres Reyes es secundaria y nos tenemos que preparar ante la amenaza de los White Walkers. En la próxima temporada, que adapta de la segunda parte de Tormenta de Espadas, seguramente veremos la boda de Joffrey y Margaery, el nuevo enfoque que hace Stannis respecto a la guerra, la llegada de los White Walkers (o no) y el progreso de la Khaleesi, además de otras tramas que se vaya abriendo. Muchas ganas de que llegue el 2014, si es que emiten la cuarta temporada en esas fechas, porque existen rumores de un parón en la producción para realizar las precuelas ante el riesgo de que GRRM no acabe a tiempo. De todos modos, nos vemos cuando sea que se emita la cuarta temporada con más Juego de Tronos.
NOTA:

¡¡Muchas gracias por leer esta review!! Si quieres puedes comentar sobre la tercera temporada de Game of Thrones justo aquí abajo. También nos puedes seguir en Twitter, por Facebook, por feed o Feedly aquí a la derecha. ¡Hasta la próxima lectores seriéfilos!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada