lunes, 15 de abril de 2013

El Paseo del Castigo

Otra semana más nos llega un capítulo de Game of Thrones recién salido del horno. Tras dos capítulos algo introductorios, el de esta semana es más interesante y tiene sus toques de humor gracias al gran Tyrion. En general todos los personajes han estado muy muy bien y el final ha sido impactante (supongo que no tanto para los que habéis leído los libros). Así que sin más dilación, vamos a ver qué nos ha dejado este 3x03.

¡ATENCIÓN! ¡SPOILERS DEL 3x03 DE GAME OF THRONES!

En King's Landing hemos presenciado un monólogo cómico de Tyrion. Así de claro. El pequeño enano le sigue el juego de sillas a su hermana Cersei cuando están en el consejo, con la diferencia que su estatura le hace arrastrar la ruidosa silla hasta la cabeza de la mesa. La cara de todos mientras Tyrion mueve la mesa es un cuadro. En el consejo, Baelish es enviado a El Nido de Águilas para conseguir el favor de Lisa Arryn y Tyrion es nombrado Ministro de Moneda por Tywin. Espectáculo asegurado. El otro momento de grandeza viene tras su charla con Baelish para heredar el puesto, en la que Tyrion le regala el servicio de unas prostitutas a Podrick por salvarle la vida. Es un momentazo como Tyrion le presenta a las chicas, quienes empiezan a insinuarse al tímido Pod. Al final Pod vuelve con Bronn y Tyrion, quienes quieren saber todos los detalles como si fueran marujas. ¡Grande Tyrion!


En Riverrun presenciamos otro momento cómico. El de un arquero incompetente, Edmure Tully, hermano de Catelyn, que no acierta la barca-sepulcro de Lord Hoster Tully. Ni a la tercera va la vencida. Pero después tampoco va a mejor, porque Edmure ataca Stone Mill para evitar que los Lannisters avancen, lo cual era lo que Robb quería porque en las Tierras del Oeste sería más fácil derrotarlos y dejarían la ciudad más desprotegida. Por su lado, Catelyn sigue llorando y dando pena por las esquinas a causa de su padre y las promesas que hizo de volver, las cuales le recuerdan a Rickon y Bran. Cry Catelyn, cry... que te odio igual. Por su parte, Arya y Gendry son liberados por Thoros mientras Hot Pie se queda con la Hermandad. Te echaremos de menos (excepto los del catering).

Pasamos a Invernalia (o alrededores), donde en un par de escenas, Iwan Rheon ayuda a Theon a escapar al campo, donde acaba siendo atrapado otra vez y salvado again por Iwan Rheon en versión arquero fantasma. Muy grande Iwan. Y en el otro lado del Westeros, Stannis es abandonado por Melisandre en Rocadragón y se lo recrimina además de querer otro hijo de esos oscuros (de otro padre), pero ella le contesta de que está muy debil y que tiene que hacer sacrificios. Al menos esto es de lo poco que me he enterado en una escena algo irrelevante (personalmente).

Pero aún más allá de Westeros, en Astapor, donde Khaleesi pasea por el Paseo del Castigo y Sir Friendzone le aconseja de que siendo tan benévola no conseguirá un ejército. Así que la monja Daenerys va al mercader y le ofrece UN DRAGÓN por 8.000 Inmaculados más los que estén siendo entrenados, a lo que Sir Friendzone también se opone. Esto parece una comedia de pareja, eh (lo es). Ah, y Dany se lleva la traductora también. Así, como regalo.


Y ahora vamos a la otra punta, más allá del Muro, donde Mance Rayder y su tropa de confianza, entre ellos Jon Snow, se encuentran una escultura propia del ARCO (Feria del ARte COntemporaneo) hecha con cabezas de caballo sacadas de El Padrino o Ikea y que está hecha por los caminantes (son del norte, suecos, así que Ikea). Además, vemos como Mance envia a Tormund al Muro y acaba mostrando su lado más badass con la promesa del mayor fuego jamás visto en el norte. ¡Grande Mance! Además, los cuervos se refugian en la casa de Craster (again), donde podemos ver a Cassie de Skins dar a luz.

Por último, vamos con lo más impactante. Jaime y Brienne de Tarth, la pareja de moda de Westeros, son atrapados. Jaime avisa a la gigante de que la violarán y que no se resista. Ella no hace caso y aguanta, por lo que la llevan a un lugar oscuro a darle lo suyo. Jaime, con su lavia. consigue que la dejen en paz, prometiendo que su familia pagara el peso de Brienne en oro a Locke, que es quien los mantiene cautivos. El matarreyes sigue tirando de la cuerda y le dice lo mismo sobre su padre, por lo que intenta que le dejen tumbarse. Locke le ofrece comida, pero al final lo pone sobre la mesa y le recrimina sus engaños, por los que le castiga severamente. Por ese motivo, ahora conoceremos a Jaime como El Manco. Bye bye, hand!


Y hasta aquí este capítulo de Game of Thrones. Bastante divertido en ciertos momentos y con un enorme final. Personalmente ha sido el mejor de los tres capítulos de esta tranquila temporada (exceptuando el mencionado final). Lo podría puntuar mejor, pero ha sido un capítulo que teniendo acción y humor, no ha sido redondo en ciertas tramas que han sido poco relevantes y carentes de interés. Aún así, como ya he dicho, un muy buen capítulo que se pasa volando aunque la serie dure más de 50 minutos. Creo que ya es todo por esta semana. Nos vemos la que viene con otro episodio de esta serie épica.


NOTA:

¡¡Muchas gracias por leer esta review!! Puedes comentar sobre el tercer episodio de la tercera temporada de Game of Thrones y su impactante final justo aquí abajo. También nos puedes seguir en Twitter, por feed o por Google aquí a la derecha. ¡Hasta la próxima lectores seriéfilos!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada