viernes, 19 de julio de 2013

Historias de (des)amor

Parece que esta temporada televisiva lo que más está destacando son aquellas series por las que menos expectativas había. Bueno, en realidad había cero expectativas porque son series de las que apenas se conocía nada antes del estreno y han acabado sorprendiendo muy gratamente. Buen ejemplo de ello son Utopía, Orphan Black y, por último, Dates. Forma parte de la programación especial de parejas del Channel 4 británico y está creada por una de las cabezas pensantes de Skins, Bryan Elsley, algo que se nota en el realismo que presenta.

La premisa de la serie es de lo más sencilla: una cita. Cada capítulo nos sitúa en Londres, en una primera cita entre dos personajes que se han conocido a través de una página de citas online. A medida que avanza el episodio, los personajes se van conociendo poco a poco y se nos muestran altibajos en las citas, la cuales no siempre tienen que acabar bien...


Los personajes son diversos y retratan estereotipos reales de la sociedad sin caer en el tópico. Los más destacables serían David (Will Mellor), un camionero bastante inseguro; Stephen (Ben Chaplin), un arrogante cirujano que fracasa en relaciones a largo plazo; Erica (Gemma Chan), una asiática encerrada en el armario; Callum (Greg McHugh), un joven con "tolerancia cero" y algo grosero; y Jenny (Sheridan Smith), una cleptómana bastante inocente y sin fortuna. Pero su hay un personaje por encima de todos ese es Mia (la española Oona Chaplin), una ex-señorita de compañía sin pelos en la lengua pero sin las cosas claras que quierer dejar atrás su anterior vida pero sin dejar su adictivo y misterioso carácter. Ya lo decía @Iniakinialli en Twitter: "Mia es la Effy de Dates, a todos les encanta pero es tóxica."

Pero si en algo destaca Dates es que en cada episodio se representan problemas que suelen aparecer a la hora de tener una cita y lo hace de una manera muy realista. Atrás quedan las comedias románticas americanas repletas de sentimentalismo y finales felices. Aquí las citas son como cualquiera que podamos encontrar en un restaurante y los inspirados diálogos están repletos de verdades. Una ficción muy real.y sincera en la línea que 'Like Crazy' y la saga 'Before...' han dejado en la gran pantalla.


La serie recuerda a 'True Love', una antología romántica que la BBC estrenó el año pasado. Es más, en un principio (a los dos episodios) podemos pensar que estamos igual que en aquella y se trata de historias sin ningún tipo de relación entre ellas, pero posteriormente vemos como hay ciertos capítulos que funcionan como una continuación, algo que recuerda más a 'In Treatment'. Esto es algo muy acertado para disfrutar más de algunos grandes personajes que se han creado y también para ver como van evolucionando éstos tras la anterior cita.

Así es como Dates se convierte en tres series dentro de una. Tenemos tres historias: el triángulo de David-Mia-Stephen (episodios impares), la cleptomanía de Jenny (episodios 2 y 8) y el armario de Erica (episodios 4 y 6). Pero algo de lo que me he dado cuenta en los últimos episodios es que la serie no va solo de encontrar el amor. Está planteada de esta manera, pero va más allá. Al final de cada historia, los protagonistas acaban encontrándose a sí mismos y tienen sus taras que a través de la sinceridad que reciben en las citas consiguen mejorar.


Y ahora viene el momento más esperado: el orden.
  1. Episodio 3 (Mia and Stephen) por el gran dinamismo y agilidad, además de los inspirados diálogos, de la cita entre Stephen y Mia. Simply the best.
  2. Episodio 1 (Mia and David) por la extraña e improbable química entre David y Mia.
  3. Episodio 9 (David and Mia) por el buen desenlace de una gran historia.
  4. Episodio 6 (Erica and Callum) porque soy muy fan del enorme Callum. ZERO TOLERANCE!
  5. Episodio 2 (Jenny and Nick) por el interesante personaje de Jenny cuando tiene el compañero correcto (Arby).
  6. Episodio 7 (Stephen and Mia) por el entretenido y divertido juego de engaño y seducción de Stephen.
  7. Episodio 5 (David and Ellie) por la gracia de la pequeña Ellie y David, además de un buen final para los corazones shippers.
  8. Episodio 8 (Jenny and Christian) porque la religión me da mucha pereza y no se trata bien, además de que se desaprovecha a Andrew Scott. Aún así el desenlace es bueno. 
  9. Episodio 4 (Erica and Kate) por la mala dinámica de la cita entre Erica y Kate. Se salva el giro del final que afecta positivamente a la segunda cita de Erica.

En definitiva, Dates es una interesante y fresca propuesta que ha llegado por sorpresa y para encantar a la seriesfera durante estos primeros días de calor veraniego. Un pelín irregular al tratarse de varias historias pero con un muy buen nivel general. Lo más destacable, además del excepcional personaje de Mia, es el gran realismo con el que se afrontan unas citas en las que se busca el amor pero se encuentra a uno mismo. Totalmente recomendable para todos aquellos que disfruten con lo british y para los seriéfilos en general.

NOTA:

¡Muchas gracias por leer esta entrada!! Si queréis podéis dejar un comentario justo aquí abajo hablando sobre esta perla británica o la gran Mia justo aquí abajo. También nos podéis seguir en Twitter, por feed o por Feedly aquí a la derecha. ¡Hasta la próxima lectores seriéfilos!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada