sábado, 28 de septiembre de 2013

The Crazy Ones: Williams+Gellar+Wolk

El regreso de Robin Williams a la televisión. Con esa etiqueta llegaba The Crazy Ones a nuestras pantallas. Pero no solo es eso, porque también es el regreso de Buffy, Sarah Michelle Gellar, tras el fallido proyecto que fue Ringer. Pero lo que más llama la atención es que es COMEDIA. SMG en una comedia. Y ahora entrando a otros detalles, es una comedia single-camera. Muy bien. EN LA CBS, la reina de las comedias multi-camera. Ay que me da algo... Mejor vamos a comentar el piloto.

Creada por el rey procedimental, David E. Kelley, la serie nos sitúa en la agencia de publicidad Roberts+Roberts, dirigida por Simon y Sydney Roberts, padre e hija, y como tienen que crear campañas publicitarias efectivas e innovadoras para marcas del más alto nivel como McDonalds. El problema es que pese a ser una estrella en su profesión, el carácter alocado de Simon choca con la centrada mente de su hija.


El protagonista de la serie es Simon Roberts (Robin Williams) un publicista bastante infantil cuyo comportamiento deja mucho que desear a causa haber vivido una vida bastante turbulenta en lo personal. Pero estas dificultades y taras emocionales no han hecho más que inspirarle y convertirle en un genio, uno de los mejores profesionales del sector y ganador de múltiples premios. Como contrapunto a este personaje tenemos a Sydney Roberts (Sarah Michelle Gellar), su hija, quien es mucho más seria y tiene la cabeza mucho más amueblada. Interesante será ver la dinámica entre ambos y como se complementan en la agencia.

Entre los tres personajes secundarios destaca uno en especial. Ese es Zach Cropper (James Wolk), quien le da un toque muy simpático a la serie con la sonrisa que tiene siempre pegada a la cara. Transmite un buen rollo que le da puntos a la comedia y a mí me ha conquistado. También tenemos a Lauren Slotsky (Amanda Setton), la asistente de Simon que hace las funciones de secretaria. Es el tipico papel de "secretaria guapa y tonta", aunque no por ello es menos graciosa. Por último encontramos a Andrew Keanelly (Hamish Linklater), quien pasaba por ahí y apenas hace nada en la serie.


El humor de esta comedia pasa por voces y gestos exageradas y comportamientos extravagantes a situaciones de lo más comprometidas, sobretodo por parte de un Robin Williams que sigue haciendo el humor simpático y pasado de vueltas que tanto le caracteriza. Aunque creo que aquí lo tenemos aún más pasado de vueltas. Si consiguen dosificarlo mejor y aprovechar los secundarios, la serie ganaría enteros. Pero más allá de esto tendremos otros momentos más simpáticos y diálogos divertidos gracias a la química que hay en la agencia entre sus miembros, especialmente el trío protagonista. Ahí es donde hay que destacar la vis cómica de Sarah Michelle Gellar, quien no muestra tapujos al ponerse a cantar en medio de un restaurante si la ocasión lo requiere. Se le ve muy contenida, pero esperemos que poco a poco pueda dar más rienda suelta como hace Wolk con su encanto natural en un personaje de lo más agradable.

A partir de este piloto hemos visto como en cada capítulo la agencia tendrá que encargarse de alguna campaña publicitaria. En este caso hemos empezado por McDonalds, aunque tampoco han faltado las referencias a Apple, quien da el nombre a la comedia gracias a un spot publicitario de los 80. Además hemos visto que la serie será propensa a recibir estrellas invitadas para colaborar en las campañas. En este primero episodio le ha tocado a Kelly Clarkson, alrededor de la cual ha girado parte de la trama. Si saben integrar bien estas apariciones estelares de famosos, será todo un acierto, ya que a la audiencia le suelen gustar este tipo de actuaciones estelares. Tampoco faltarán las tramas familiares, algo que ha movido de manera importante el episodio, y no descartemos las tramas amorosas una vez hayamos conocido mejor a los personajes.


La conclusión es que The Crazy Ones funciona como una comedia muy agradable y simpática, que te deja con una sonrisa de oreja a oreja después de ver el piloto y con ganas de que sus protagonistas te vendan más episodios. Mientras sepan encontrar un equilibrio entre el humor de Williams y el humor más fresco de Wolk y Gellar, y mantengan el nivel de locura generalizada, se convertirá en una serie a seguir esta temporada.

NOTA:

¡¡Muchas gracias por leer esta entrada!! Si queréis podéis dejar un comentario justo aquí abajo hablando sobre estos tres locos publicistas. También nos podéis seguir en Twitter, por feed o por Feedly aquí a la derecha. ¡Hasta la próxima lectores seriéfilos!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada