domingo, 21 de octubre de 2012

Twin Peaks: Laura Palmer, punto cero

Diane, por fin me he decidido a empezar Twin Peaks, el gran drama creado por David Lynch y Mark Frost. Antes de hacerlo, gran cantidad de gente hizo que el hype que tenía hacia ella aumentara. Una obra maestra con la que iba a acabar loco con los delirios y el surrealismo made in Lynch. Con ésto en mente, me vi el piloto. Tras dejarlo reposar, puedo hacer una valoración y si bien no me he quedado loco (aún), es un excelente capítulo de introducción para esta historia que está dirigida por Lynch con un estilo muy personal y diferente.

Los hechos de la serie ocurren en el pueblo de Twin Peaks, el que da nombre a la serie (y no podría haber mejor nombre). Todo empieza con la muerte de Laura Palmer y la investigación de ésta para descubrir el asesino, pero éso no es más que el MacGuffin de la serie, ya que lo que de verdad importa es el pueblo y sus habitantes. Todos ellos con una fachada y un interior opuestos, oculto a los demás. Porque en Twin Peaks, nada es lo que parece.


Una de las cosas más importantes de la serie es el abanico de personajes, bastante numerosos y, sobretodo, peculiares. El "protagonista" de la serie es el Agente Especial del FBI Dale Cooper (Kyle MacLachlan), un agente ordenado, metódico, inteligente y astuto. Asignado a la investigación del asesinato, en el piloto descubre que la muerte de Laura Palmer (Sheryl Lee) puede estar relacionada con otro asesinato producido hace un año. Además, utiliza una grabadora para grabar los avances de la investigación, todos ellos dirigidos a una tal "Diane". Acompañándole a todos lados está el Sheriff de Twin Peaks, Harry S. Truman (Michael Ontkean) y en comisería la dulce recepionista Lucy Moran (Kimmy Robertson) y el miedica ayudante del Sheriff Andy Brennan (Harry Goaz).

En el lado de los adolescentes tenemos a la inocente Donna Hayward (Lara Flynn Boyle), la mejor amiga de la difunta Laura Palmer y que tendrá una trama amorosa con James Hurley (James Marshall),  un motero, amante secreto de Laura y segundo sospechoso de su muerte, ya que el primero es su hasta entonces novio, el popular y macarra Bobby Briggs (Dana Ashbrook), quien a su vez tiene un lío con Shelly Johnson (Mädchen Amick), una camarera del Double R Diner que está casada con el celoso camionero Leo Johnson (Eric Dare). A parte de ellos está Audrey Horne (Sherilyn Fenn), la coqueta y traviesa hija del empresario Benjamin Horne (Richard Beymer), a quien arruina un negocio con noruegos cuando deja caer el terrible suceso. A parte de estos jóvenes, también es importante Ronnette Pulaski (Phoebe Augustine), en coma después de ser violada supuestamente por el asesino de Laura Palmer.


Entrando en terreno adulto encontramos a Leland (Ray Wise) y Sarah Palmer (Grace Zabriskie), los desalmados padres de la difunta Laura, quienes acaban en shock después de enterarse de la noticia. 
Josie Packard (Joan Chen), proveniente de Hong Kong, es la amante del Sheriff y la propietaria del aserradero de Twin Peaks tras la muerte de su marido, algo que saca de quicio a la hermana de éste, Catherine Packard Martell (Piper Laurie). En medio del asunto se encuentra el marido de Catherine y quien encuentra el cuerpo de Laura al lado del lago, Pete Martell (Jack Nance).

Siguiendo con los adultos, el doctor William Hayward (Warren Frost) es el protectivo pero compasivo padre de Donna, quien se niega a hacer la autopsia de Laura. Norma Jennings (Peggy Lipton) es la propietaria del Double R Diner y tiene una aventura con Ed Hurley (Everett McGill), padre de James, propietario de la gasolinera Big Ed's Gas Farm y casado con Nadine Hurley (Wendy Robie), una tuerta obsesionada con las cortinas. Para acabar, entre los habitantes locos que hemos visto tenemos al doctor Jacoby (Russ Tamblyn), el excéntrico terapeuta de Laura, y Margaret Lanterman (Catherine Coulson), mejor conocida como Lady Log por el leño que lleva a todos lados.


Desde el piloto ya se nota que Twin Peaks no es como las demás. Lynch cuida tanto las formas como el contenido y además de una trama muy interesante y adictiva, la serie está rodada de manera atípica y dando mucha importancia a los diferentes planos, algo que la convierte en arte. Algunos ejemplos son los planos fijos de la escalera de la casa de los Palmer con el ventilador inquietante dando vueltas, el dolor de Sarah Palmer a través del teléfono del Grand Northern, el recorrido por el pasillo del instituto mientras el director anuncia la muerte, el plano bajo del agente Cooper mientras conduce o el reflejo de la moto de James con el paso a un plano de la moto. El ritmo del piloto es pausado, que no lento y aburrido, ya que constantemente pasan cosas, pero de manera tranquila.

Mención muy especial a la banda sonora que acompaña a la serie en todo momento, compuesta por Angelo Badalamenti, un habitual de David Lynch. Ésto último es un punto a favor, porque conoce al director y qué quiere transmitir, por lo que no tiene ningún problema a la hora de componer algo que encaje perfectamente en cada escena. Por encima de todos los temas destaca la cabecera, acompañada con imágenes del aserradero y del pueblo (muy mítica la señal de bienvenida) y que se ha convertido en una de las "intros" que más transmiten, sobretodo el aura de misterio que envuelve a la serie y que es de los ingredientes principales.


El futuro de la serie es clara: descubrir el asesino de Laura Palmer. Pero la serie irá mucho más allá, porque parte de la importancia de la serie recae en los personajes y las relaciones que hay entre ellos, así que el crimen solo es una excusa para desarrollar tramas y subtramas alrededor de los habitantes de Twin Peaks. Completarán la serie las tramas amorosas entre adolescentes y adultos (sobretodo el hexágono amoroso Mike-Donna-James-Laura-Bobby-Shelly), las tramas de poder de la familia Packard y tanto la locura como las peculiaridades de algunos personajes que nos brindarán momentos cómicos y surrealistas, que no vienen mal de vez en cuando.

En definitiva, un muy buen piloto doble (1 h y 30 min), muy completo y que te hace introducirte de lleno en la vida en este pueblo del noroeste de los Estados Unidos. Misterio, intriga, amor, locura y surrealismo combinados en una propuesta llena de arte impregnado del estilo personal de Lynch, es decir, una buena dirección diferente, más artística que funcional y una gran banda sonora. Estoy dispuesto a seguir disfrutando de ella y de sus habitantes y descubrir quién es el asesino de Laura Palmer

NOTA:

¡Muchas gracias por leer esta review! Ya sabéis que podéis compartir vuestras opiniones sobre esta gran serie que es Twin Peaks aquí abajo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada