sábado, 12 de mayo de 2012

Los viejos y nuevos dioses (The Old Gods and the New)


Vuelvo a mi periodicidad semanal en lo que a reviews de Game of Thrones se refiere. Un poco tarde, con el episodio emitiéndose mañana, pero con anuncios sobre la cancelacion y renovación de series, predicciones. exámenes y demás, no ha habido mucho tiempo para escribir. Pero hoy si que vuelvo, para comentar lo que fue el último capítulo. Un capítulo que ha generado algo de controversia por crear una trama diferente a la original del libro y que concierne a Daenerys. Ahora mismo lo comentamos.

¡¡ATENCIÓN, SPOILERS SOBRE EL 2x06 - The Old Gods and the New!!

Nada más empezar, (el desgraciado y nuevo integrante de mi lista negra) Theon asalta Winterfell, con tal de demostrar a su padre lo que vale, y obliga a Bran a entregarle la ciudad, algo a lo que acepta si no hiere a nadie. Todo iba bien hasta que aparece Rodrik Cassel en escena. El leal caballero de los Stark se niega a que aquél pupilo del difunto Ned les traicione a favor de su padre, alguien que le dejó que se lo llevara. Ante todo esto, Cassel es capturado por los hombres de Theon, pero éste se siente presionado por sus hombres, por lo que tendrá que decapitar a Cassel. Lo hace en contra de su voluntad, como muestra en su cara mientras mira a la gente que era su amiga tiempo atrás. La salvaje Osha, conociendo la debilidad de Theon, lo seduce, pero no es más que uno de los pasos del plan para salvar a los hijos de los Stark, aquella familia que la hicieron prisionera en Winterfell. Veremos cuales son sus intenciones.


Despedida a Myrcella en King's Landing, quien va camino de Dorne para estar más segura. De vuelta al castillo, ocurre uno de mis momentos preferidos de la serie. Un habitante de la ciudad le tira un pedazo de estiércol (prefiero decir mierda) al rey Joffrey, acto con el que el rey responde mandando matar a todos. Así empieza una revuelta de ésas que recuerdan a Grecia o Barcelona y que llena de muertes las calles. Rápidamente intentan volver todos al castillo, pero Sansa acaba siendo raptada por un grupo de hombres con tal de violarla hasta que llega Sandor Clegane (El Perro), para destripar a los violadores y devolverla al castillo. Tyrion, cabreado, se vuelve a salir otro capítulo más y le hecha la culpa de todo ésto a Joffrey y a la guerra que él empezó. Muy memorables las palabras de la Mano al joven Rey: 

"Hemos tenido reyes viciosos y hemos tenido reyes idiotas, 
pero no se si alguna vez hemos sido maldecidos con un idiota vicioso como rey."

Sí, se lo merece.
En Harrenhaluna conversa entre Tywin y Baelish está a punto de desenmascarar a Arya. Sus movimientos intentando que Petyr no consiga verla (sin éxito) y la conversa sobre la casa Tyrell que tienen ambos hace que la atención se tenga que multiplicar por 2. Una alianza Tyrell/Lannister iría muy a favor del actual rey y sería factible con el deseo de Margaery de ser LA reina. Ésto nos puede hacer pensar que la cosa no acabará bien en la capital.
Quitando la mesa, la pequeña Stark descubre una nota estratégica contra el ejercito de su hermano Robb, nota que consigue coger a Tywin. Amory Loch descubre el papel a Arya, por lo que ella no tiene más remedio que huir y recurrir a Jaqen H'ghar para que lo mate antes de que hable con el patriarca de los Lannister. Esta vez Jaqen utiliza un dardo venenoso, justo cuando entra en la sala donde está Tywin. Queda un nombre.

Y se cayó.
Qhorin sigue con su misión más allá del Muro junto con Jon Snow. Salen victoriosos de su ataque sorpresa contra unos de los pocos salvajes de Mance Rayder, pero cuando sólo queda uno (en realidad una), Jon Snow es incapaz. ¿El motivo? Al bajarle la capucha descubre que es una chica. Los compañeros de Jon se marchan y le dejan que ejecute a Ygritte, pero al ser incapaz, ésta acaba escapando con el bastardo corriendo detrás de ella hasta que la atrapa. Muy pícara la salvaje y el bastardo muy bobo, lo que nos brinda grandes momentos con Ygritte vacilando y sacando de quicio a Jon. Al final anochece y acaban durmiendo uno junto al otro con tal de no congelarse.


Vamos a Qarth, donde la linda Daenerys quiere pedirle barcos al Rey de las especias con tal de llegar a Westeros y conquistar el Trono que le pertenece. El problema es que, aunque Daenerys le quiera pagar tres veces lo que gane y le cuente sobre sus sueños premonitorios, el Rey de las especias no confía en sus promesas y mucho menos que vaya a llegar a sentarse en el Trono, por lo que no le da los barcos que ella necesita. Al volver a su habitación, descubre a muchos Dothraki muertos por el camino y sus dragones desaparecidos. Dragones que han sido robados por alguien que vemos entrar en una de las torres de Qarth. Ésta es la escena que se separa a los libros, aunque según muchos, se llegará al mismo final que en Choque de Reyes.


En el campamento, Robb le echa el ojo a Talisa y va a hablar con ella. En la conversa se nota mucho la química entre los dos personajes (igual que entre Ygritte y Jon) con constantes sarcasmos por parte de la curandera de origen noble. Catelyn vuelve al campamento y le recuerda que está prometido. Al final les llegan las malas noticias de Winterfell, recibidas con incredulidad por el hermano mayor de los Stark. Al final acaba mandando unos cuantos hombres con tal de recuperar el castillo del norte.

Traiciones, revueltas y robos. Ésto ha sido todo lo que nos ha traido el sexto capítulo de la segunda temporada. Un capitulo que me ha dejado con el culo en la silla los 54 minutos y 21 segundos que ha durado, más o menos como todos los de la serie. Cada vez estamos más cerca de la batalla de Aguasnegras del capítulo 9, la cual promete ser épica con lo caldeado que está en ambiente en Westeros y más allá. ¿Qué pasará con los dragones? ¿Quién los ha robado? ¿Mantendrá Theon su dominio en Winterfell? ¿Cuáles son las intenciones de Osha? ¿Le tirarán más mierda a Joffrey? (ojalá) ¿Qué pasará entre Robb y Talisa? ¿Y entre Ygritte y Jon? ¿Cuál será el último nombre de Arya? 

Todas estas respuestas, en los próximos episodios de Game of Thrones. Gracias por leer y se agradecen mucho los comentarios. ¡Hasta la semana que viene!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada